Un arqueólogo urbano / by Mónica Barreneche

Lázaro Rosa-Violán se describe a sí mismo como un «arqueólogo urbano» y un «cazador de estilo». Aunque estudió Bellas Artes, su capacidad para concebir interiores es instintiva. Su primer proyecto (un restaurante) lo llevó a  cabo en la isla de Ibiza en 1990 y en 2003 creó Contemporain, con la premisa de que escaseaban los bares y los restaurantes bien ejecutados: aquellos donde la iluminación, el ambiente y la comida se compenetraban para lograr un todo coherente. «El diseñador de interiores es un actor», ha declarado. «Debe vestirse y cambiar de personaje, entender las nuevas identidades e integrarlas en la propia».

Su habilidad para reinterpretar iconos del diseño, un sentido estético con plena conciencia cultural y sus conocimientos técnicos han dado lugar a una cartera excepcional. Las puestas en escena de Rosa-Violán crean una sensación de lujo e intemporalidad. Cada uno de los detalles, sean de mobiliario, textil o de arte mural, convergen con naturalidad, resultando en unos interiores armoniosos que destacan por su confort y un conciso lenguaje visual.

Texto y fotografías:  Lázaro Rosa-Violán